Parece ser el lema que los gobiernos han optado como frase 2020 ante la respuesta a la pandemia del Covid-19. Los ciudadanos piensan que todos los subsidios que está dando el gobierno como el “Bono Familiar Universal” que pretende llegar a 6 millones de peruanos pobres y de extrema pobreza según el presidente Vizcarra con importes de S/ 760 por familia y el famoso programa de “Reactiva Perú” que pretende llegar al sector empresarial con tasas de préstamo 0,5% a 1,5% con garantía en el gobierno (garantía de que en un futuro habrá más impuestos), salen de un sombrero como por arte de magia emitiendo nuevas unidades monetarias.  

sombrero_dinero

Para que la clase media deje de quejarse ante la pérdida de empleo y evitar un levantamiento; el Gobierno ha cedido con respecto a la liberación de CTS (reduciendo 1 mes del seguro de desempleo), la liberación paulatina y hasta ahora último de un 25% de las AFPs después de una presión gigantesca por el Congreso. El Ejecutivo sólo optó por quedarse callado.

 He aquí la diferencia: mientras que a la clase media le liberan sus aportes retenidos legalmente (ausencia de libertad económica impuesta por el Estado), a los pobres les regalan S/760 por familia, a los empresarios les prestarán 1 mes de facturación promedio anual por tal motivo tendrán acceso a cantidades desde S/10 000 hasta S/150 000 para las MYPES con tasas de 0,5 a 1,5% anual (tasas que son inaccesibles para la clase media) y ni preguntes los beneficios para las grandes empresas.

 Recuerda que la energía económica no se crea ni se destruye; sólo se transfiere.

La unidad monetaria llámese sol o dólar su objetivo principal es almacenar la energía económica temporalmente, es un reservorio de PODER ADQUISITIVO del ser humano. ¿Qué sucede cuando un Gobierno comienza a subsidiar a los pobres y al sector empresarial?

EFECTO CANTILLÓN

El Banco Central del Perú es el encargado de imprimir nuevas unidades monetarias (soles); cuando un Gobierno imprime masivamente nuevas unidades monetarias produce algunos efectos de transferencia de riqueza de unos a otros, por no decir que se roban unos a otros legalmente y en silencio.

Las nuevas unidades monetarias benefician a los DISTRIBUIDORES PRIMARIOS; es decir, a los encargados de ingresar estos nuevos billetes a la economía y NO ES EL GOBIERNO; ya que el gobierno utiliza a INTERMEDIARIOS del proceso como son los bancos y las grandes empresas del país.

Por ejemplo:

  1. El gobierno realiza SUBASTAS A CORTO PLAZO llamadas REPOS y los diferentes bancos comerciales compiten entre ellos para ver quién se lleva el premio gordo. Recuerda que los préstamos de Reactiva Perú están respaldados en un 80% a 98% por el Tesoro Público; es decir por todos los peruanos.
  2. El banco que gana la buena pro “le agrega su margen operativo y administrativo” antes de dar el crédito a las empresas, a esto se le llama tasa comercial.
  3. Las grandes empresas que acceden al crédito compran mercancías con precios de AYER. Los precios aún no se han movido en el mercado.
  4. Las medianas empresas terminan de distribuir las nuevas unidades monetarias recién creadas por el gobierno, comprando mercancías para sus empresas con precios de HOY.
  5. Para cuando estas nuevas unidades monetarias lleguen a las manos de los ciudadanos y pequeñas empresas; el mercado ya estará inundado por estos nuevos billetes impresos por el Banco Central. Automáticamente el mercado realizará un reajuste de los precios, por consiguiente se elevarán para el consumidor final por exceso de unidades monetarias existentes.

Claramente el billete emitido o impreso no es el mismo desde que el estado subasta a la banca comercial hasta que llega a las manos de los ciudadanos; porque sufre una devaluación acelerada en el proceso denominado EFECTO CANTILLÓN.

Beneficia a quienes están más cercano al ente emisor de la moneda y castiga al ciudadano de pie que está en el otro extremo de la cadena financiera que es el consumidor final; es decir, transfiere riqueza (PODER ADQUISITIVO) desde la clase media y pobre hacia la clase rica, ya que son ellos los que disfrutan de un mayor poder adquisitivo antes de la devaluación sistemática de la moneda en curso.

Este escenario es un róbense quien pueda y el objeto del robo es el PODER ADQUISITIVO. Los grandes ganadores serán los que accederán al Reactiva Perú primero y los grandes perdedores serán los que tengan grandes depósitos de ahorros en entidades bancarias o bajo el colchón.

Para evitar este robo por parte del sistema financiero en estos tiempos de crisis es que Onza Troy Perú propone como escudo financiero la compra de ORO  y PLATA física certificada, ya que el gobierno no puede sacarlo de un sombrero mágico y así evitarás que te roben poder adquisitivo.

Selecciona tu moneda
PEN Sol