“Hablar de estanflación es sinónimo de una combinación explosiva que tiene un efecto devastador en la economía del país porque el costo de vida aumenta y a la vez, no hay crecimiento.

Harold Bravo

CEO, Onza Troy Perú

En 2014, Matt King de Citigroup (la compañía de servicios financieros más grande del mundo) estimó que los Bancos Centrales gastan alrededor de $200 mil millones por trimestre para evitar colapsos en el mercado. 

Pero las cosas han cambiado desde entonces.

Michael Hartnett, estratega jefe del Bank of América, calcula que la Reserva Federal ha gastado $4 billones en bonos en los últimos 18 meses, el doble de la cantidad que Estados Unidos gastó en la guerra de Afganistán en los últimos 20 años.

Además, Estados Unidos y otros Bancos Centrales, han gastado $834 millones CADA HORA comprando bonos desde el inicio de la pandemia por COVID-19, sin contar que en el 2021, el Gobierno estadounidense gasta $875 millones CADA HORA, obteniéndose una asombrosa cantidad de $1.7 mil millones gastados entre los Bancos Centrales y el derrochador Gobierno de los Estados Unidos para evitar un desastre económico de caída del mercado.

Según Hartnett, este estímulo ha provocado una inflación masiva de los activos de Wall Street y Main Street e incluso mientras la Fed continúa predicando que esta inflación es “transitoria”, el estratega del Bank of América cree que la estanflación sobre la que advirtió Goldman, está por comenzar.

 

CAMINO A LA ESTANFLACIÓN

Por segunda vez, en menos de un mes, Goldman Sachs (uno de los grupos bancarios de inversión y de valores más grande del mundo) recortó su pronóstico del PBI para el tercer trimestre a solo un 5,5% desde el 8,5% a fines de julio, “ya que se hace evidente que es poco probable que la recuperación del sector de servicios en Estados Unidos sea tan sólida”, además que “el impacto de la variante Delta sobre el crecimiento y la inflación está demostrando ser algo mayor de lo que esperábamos”.

Sumado a esto, el crecimiento económico de Estados Unidos se derrumbó repentinamente, y se vio un colapso en las expectativas para todo en general, desde el crecimiento hasta las ganancias y la inflación que se ve reflejado en la siguiente gráfica.

indices de economia

Esto evidencia el impacto tanto en el gasto del consumidor como en la producción. 

Por el lado del consumo, Goldman ha rebajado levemente su pronóstico para el segundo semestre de 2021, advirtiendo que la nueva propagación del virus retrasaría una recuperación total de la economía. 

Como se muestra en el gráfico, la caída en las ventas minoristas en julio y la caída en el gasto del consumidor hasta principios de agosto, sugieren una desaceleración en el gasto mayor de lo que se esperaba.

 

gastos de consumidores julio agosto 2021

Por el lado de la producción, debido a la dificultad de los productores estadounidenses para satisfacer la fuerte demanda de los consumidores, la reducción de inventarios en el segundo trimestre disminuyó notablemente y el déficit comercial aumentó, superando las expectativas.

Es por esto que, Goldman ha recortado el pronóstico de inventario acumulado del tercer trimestre de $82 mil millones a $ 32mil millones,  aunque el cambio provocado por la fuerte caída del inventario en el segundo trimestre todavía vale el 4%  para el crecimiento del PBI del tercer trimestre.

Pero aquí no acaba todo.

Mientras Goldman está ocupado recortando su pronóstico de PBI, lamentablemente la inflación está a punto de aumentar aún más.

“La inflación ahora está provocando estanflación; índices de sorpresa económica: cinco en Estados Unidos, China y Japón; la producción de automóviles se desploma en Estados Unidos, Alemania y Japón; la confianza del consumidor en EE.UU. – 13% desde el pico; el crecimiento de China se tambalea; el optimismo fiscal de EE. UU. se desvanece”

Las expectativas a corto plazo sobre la inflación de los alimentos también van en aumento.

Entonces, poniéndolo todo junto: 

Caída en el PBI + Aumento de Inflación = ESTANFLACIÓN

Hablar de estanflación es sinónimo de una combinación explosiva que tiene un efecto devastador en la economía del país porque el costo de vida aumenta y a la vez, no hay crecimiento.

Surge la preocupación ante esta amenaza, ya que mientras los precios de productos clave como: papel, pan, aceite, combustible y transporte se disparan, la fabricación real y los pedidos de fábrica están cayendo, lo que claramente afecta el poder adquisitivo del consumidor y la satisfacción familiar.

¿Cómo protegerte?

Frente a las circunstancias descritas, la recomendación de Onza Troy Perú es transformar tus ahorros en activos de defensa o refugio de valor histórico como son el oro y plata certificada.

Selecciona tu moneda
PENSol
Escribir
1
¿Necesitas ayuda?
Onza Troy Perú
Hola, en Onza Troy Perú nos interesas, ¿Cómo podemos ayudarte?