“Actualmente se está llevando un CONSTANTE DRENAJE DEL PODER DE COMPRA a través de la inflación de los artículos de primera necesidad.

Harold Bravo

CEO, Onza Troy Perú

Un pensamiento común en la sociedad es que la economía consiste en producir bienes y servicios y pagar la mano de obra producida mediante su compra, pero el sector que comprende las rentas de bienes inmuebles e intereses pagados por deudores ha provocado que cada vez se retire más dinero de la economía de producción y consumo para poder pagarlos. Esto causa una DEFLACIÓN POR DEUDA y contrae el mercado inmobiliario. Si pagas al banco, tienes menos dinero para gastar en bienes y servicios.

La deflación no se trata simplemente de una caída de precios, la deflación por deuda es lo que ocurre cuando la gente tiene que gastar cada vez más del total de sus ingresos en el pago de sus deudas como por ejemplo: hipotecas, tarjetas de crédito o préstamos académicos.

Se puede dar un proceso deflacionario en varias ramas de actividad:

  • Alquiler y venta de casas y/o departamentos.
  • Servicios como la hostelería y turismo.
  • Ropa, coches (sobre todo de segunda mano).
  • Subastas de cualquier tipo de bien (los particulares necesitan hacer caja).

Hoy en día, las personas gastan tanto dinero en adquirir una casa o departamento o en pagar un servicio educativo, que no les queda dinero suficiente para gastar en otros bienes o servicios, salvo contrayendo más deudas con su tarjeta de crédito o con otros préstamos.

Como resultado vemos que los mercados inflados por crédito barato se están desacelerando y se contraen, la inversión de capital y el empleo disminuyen y los salarios bajan.

La caída o estancamiento de los precios en ciertos mercados (inmobiliario, educativo, etc.) es el resultado de la reducción de los ingresos de los consumidores y la predilección por los artículos de primera necesidad que están comenzando a subir de precio.

Parece ser un escenario ESTANFLACIONARIO donde ciertos sectores como los artículos de primera necesidad sufren inflación y otros como el empleo sufren una deflación.  

El siguiente gráfico muestra que el crecimiento del crédito bancario en Estados Unidos se ha desacelerado en los últimos meses y es que los bancos comerciales han reportado su preocupación ante una disminución en la demanda de préstamos de clientes corporativos.

Pueden continuar imprimiendo dinero, pero si el sector privado no crea nuevos préstamos, el crecimiento de la oferta monetaria no genera un empuje, es decir, un componente importante de la recuperación de activos de riesgo se está desgastando.

Lo que realmente quieren los bancos es que los nuevos compradores sean capaces de tomar suficiente dinero prestado como para comprar las casas de los hipotecados morosos y salvar por esta vía a los bancos de una mayor morosidad hipotecaria.

Tal vez te estés preguntando ¿qué hay de malo en la deflación? Siempre escuchamos cosas terribles sobre la inflación, pero ¿Qué efectos trae consigo la deflación?

  • Los mercados se contraen y el desempleo se dispara.
  • Los salarios caen y declina el nivel de vida.
  • Más dinero de crédito bombeado hacia los acreedores y a los propietarios inmobiliarios, aunque actualmente la banca está limitando el crédito.

Entonces, la relación entre deuda y deflación es que la deuda crea más deflación.

  • Como la gente tiene miedo de no poder pagar sus deudas, comienzan a ahorrar fuertemente y contrae mucho sus gastos.
  • El enlentecimiento del stock inmobiliario pronto hará que los precios de los mismos bajen o que no suban al ritmo de otros sectores (artículos de primera necesidad), quedándose rezagados.
  • Como se gana menos dinero porque se consume menos, el paro aumenta y bajan los salarios que se pagan e incluso se reduce el personal.

La deflación crea un círculo vicioso por el que al caer la demanda, las empresas ven reducidos sus beneficios al tener que reducir los precios para conseguir ventas. Como consecuencia de ello, tienen que reducir costos, lo que significa que tienen que recortar empleados.

¿Cómo se puede sacar provecho de esta situación?

El ganador es el que no tiene deudas y tiene DINERO EN METÁLICO ya que será de los pocos demandantes. Por lo tanto, lo que hay que hacer es no comprar aquellos bienes que necesiten de grandes financiaciones y optar por su alquiler (en el caso de las casas y/o departamentos).

Actualmente se está llevando un CONSTANTE DRENAJE DEL PODER DE COMPRA a través de la inflación de los artículos de primera necesidad, es por ello que los VERDADEROS AHORROS deben ser transformados en materias primas como el ORO y la PLATA CERTIFICADA que se moverán al ritmo de la inflación de las materias primas asegurando la capacidad de compra de tus ahorros en el futuro.

Recuerda que tener ORO y PLATA es asegurar tu capacidad de compra en el futuro sin importar el escenario que enfrentemos en el próximo Gobierno.

Selecciona tu moneda
PENSol
Escribir
1
¿Necesitas ayuda?
Onza Troy Perú
Hola, en Onza Troy Perú nos interesas, ¿Cómo podemos ayudarte?