La oferta de petróleo venía cayendo, en EEUU y en el mundo, mucho antes de la aparición de la COVID – 19; sin embargo, en el 2020 hubo una interrupción radical entorno a la oferta de petróleo debido a los cierres masivos que se llevaron alrededor del mundo.  

Muchos de los pozos petroleros americanos ya eran marginales antes de la llegada de la pandemia; de tal forma que cuando la pandemia golpeó, hubo un baño de sangre. Nunca hemos visto una disminución en los activos de pozos de producción como el que estamos viendo ahora mismo.

¿Qué significa esto?

Esto significa que estamos ante 2 alternativas:

  1. Se deben de perforar muchísimos más pozos ante un nuevo escenario de incertidumbre global con nuevos cierres por la 2da ola o,
  2. Ocurrirá un aumento irremediable de los precios.

Y, es al parecer, la segunda alternativa la que tomará fuerza.

La producción de petróleo de EEUU

Se realizó un cálculo de las cinco mayores áreas productoras de EEUU que representan el 80% de la producción americana petrolera, esto incluye pozos convencionales, pozos horizontales y pozos de todo tipo que se pueda imaginar. La tasa de disminución anual promedio hoy es de 43% y eso se compara con aproximadamente la mitad de la última vez que los precios del petróleo colapsaron en 2014 – 2015, y no solo tenemos este nuevo problema de una producción activa de pozos mucho menor que tiene que ser reconstruida, sino que, tiene que ser reconstruido a un nivel de producción mucho más alto porque en este momento hay un flujo de 7.44 millones de barriles por día, cuando antes del Covid el flujo era de 13 millones de barriles por día en EEUU.

No hay mucho que se pueda hacer en el corto plazo. Se puede comenzar a perforar mañana mismo y poner al máximo de capacidad a todas las plataformas del mundo y esto no hará ninguna diferencia en la producción para al menos los próximos 6 a 12 meses en el futuro.

Simplemente por la siguiente razón, la oferta será menor a la demanda, cualquiera que esta sea en el futuro. 

¿Y los países petroleros?

Te preguntarás, ¿Arabia Saudita, Rusia, los países de la OPEP y los de la OPEP+ no lo pueden solucionar?

Si observamos el total global de producción de petróleo, la mayor parte del crecimiento de la pasada década ha venido de EEUU; es decir, se convirtieron en un actor mucho más importante en los últimos 10 años, en gran parte gracias a la producción de esquisto. EEUU pasó a ser el primer país de producción y exportación de petróleo en el mundo.

  

En conclusión, los niveles de producción petrolera americana se han desplomado de 13 millones de barriles por día a 7.44 millones de barriles por día pero más importante aún es que las TASAS DE DISMINUCIÓN DE LOS POZOS PETROLEO AMERICANOS son asombrosamente altos (43%). Esto jamás se recupera en el corto plazo.

Se avecina una crisis de suministro, incluso si el mundo se moviliza ahora mismo para solucionar este problema.

Actualmente el barril de petróleo se cotiza internacionalmente en $50 y se espera un aumento de precio de un +30%  siendo conservadores para finales del 2021.

¿Sabes que sucede cuando el precio del petróleo aumenta? ¡Todo aumenta de precio!

A un aumento de los metales básicos, se le suma el gas y muy pronto un aumento del petróleo.

¿Acaso estaremos en los inicios de un periodo inflacionario?

Los activos con mejor desempeño histórico en escenarios inflacionarios son el oro y la plata. Onza Troy Perú ofrece un seguro financiero contra la inflación y te brinda información de primera mano.

Los activos con mejor desempeño histórico en escenarios inflacionarios son el oro y la plata. Onza Troy Perú ofrece un seguro financiero contra la inflación y te brinda información de primera mano.

Harold Bravo

CEO, Onza Troy Perú

Selecciona tu moneda
PENSol
Escribir
1
¿Necesitas ayuda?
Onza Troy Perú
Hola, en Onza Troy Perú nos interesas, ¿Cómo podemos ayudarte?